Recetas y trucos de cocina

  • Social Media

Receta de Roscón de Reyes para peques

Fecha: diciembre 4, 2015 Autor: Gastropekes Categorías: Recetas y trucos de cocina, ¡A cocinar! 0

Roscón de Reyes

Las fiestas navideñas no podrían tener mejor colofón que uno de los dulces más deliciosos de nuestra cocina: el Roscón de Reyes.

Grandes y pequeños esperan con ilusión trocear este pastel para saber si les saldrá “el haba” o “el rey”, y así saber si se coronan o pagan el roscón. Esa es una de las tradiciones más extendidas en nuestro país, pero, ¿Sabéis cuál es el origen de este dulce? Pues una vez más su origen hay que buscarlo en la cocina francesa. Dicen que el cocinero de la Corte del Rey Luis XV, de origen eslavo, quiso agasajar al Monarca el día de la Epifanía con un roscón tradicional de su tierra, pero con una sorpresa en su interior: un medallón de diamantes que compró gracias a la colaboración de otros miembros del servicio. Luis XV quedó tan encantado que decidió meter en su interior una moneda como sorpresa, y así fue como a lo largo del siglo XVIII se extendió la costumbre.

Roscones de Reyes hay muchos, pero aquí os dejamos una receta muy fácil de hacer, incluso con los peques. Y que la ilusión llene vuestras cocinas…

roscon-reyes2

Ingredientes:
- 650 g de harina de fuerza
- 250 ml de leche tibia
- 25-30 g de levadura fresca
- 120 g de azúcar
- 120 g de mantequilla ablandada
- 2 huevos y 1 yema
- 10 g de sal
- 2 y 1/2 cucharadas de agua de azahar
- 2 ó 3 cucharadas de ron
- Piel rallada de 1 limón grande y de 1 naranja

Para decorar:
- Frutas escarchadas al gusto
- Azúcar
- Un huevo batido

Elaboración:

1- Primero se mezcla un poco de leche tibia con unas cucharadas de harina. Se añade la levadura fresca desmenuzada y se espolvorea un poco de azúcar. Se tapa y se deja fermentar alrededor de 1 hora en un lugar cálido.

2- En un recipiente, tamizamos el resto de harina con la sal. Añadimos la ralladura del limón y de 1 naranja, el agua de azahar, el ron, el azúcar blanco, 2 huevos enteros y una yema, el resto de la leche y el fermento. Se mezcla todo y por último se añade la mantequilla derretida. Trabajar la masa hasta que esté homogénea.

3- La masa se queda muy pegajosa. La volcamos en una superficie enharinada, y con las manos bien untadas de harina, comenzamos a amasar. Habrá que ir añadiendo harina poco a poco hasta que la masa esté blanda, elástica, suave, ligeramente pegajosa pero que al presionarla un poco con el dedo no tengamos dificultad en separarlo. Luego, se hace una bola y se coloca en un recipiente grande enharinado; cubrimos con papel film y uno o dos paños de cocina, y dejamos que leve durante unas 2 horas, en un lugar cálido. Veréis cómo dobla su tamaño.

4- Volvemos a trabajar la masa, y le damos forma. Ponemos el roscón sobre la bandeja de horno ya preparada, lo pintamos un poquito con un huevo batido, cubrimos y dejamos otra vez descansar alrededor de una hora-hora y media. Después se vuelve a pintar; se coloca la fruta confitada, almendras y/o azúcar y se esconden las sorpresas por debajo. Con el horno precalentado a 200ºC, se hornea a media altura bajando la temperatura a 180ºC. Estará listo a los 20-25 minutos, más o menos.

 

¡Compártelo en la Red!
  • Twitter
  • Facebook
  • email
  • Delicious
  • LinkedIn
  • Google Bookmarks

Tags: , , , , , , , , , ,

Enviar comentario