Alergias alimentarias

  • Social Media

Nutrición infantil: la leche de vaca puede esperar

Fecha: julio 7, 2013 Autor: Gastropekes Categorías: Alergias alimentarias, Alimentación y nutrición 1

bebe-leche-657x318

Introducción de la leche de vaca

Una de las dudas que nos abordan a la hora de abandonar la lactancia materna en bebés de alrededor del año de edad, es si se puede pasar a la leche de vaca o no. Muchas son la teorías y, como en todas las cuestiones de nutrición infantil, consejos de otras madres nos encontraremos de todos los colores. Pero en este caso hay que dejarse aconsejar por expertos en pediatría y/o nutrición y, si es posible, seguir las pautas que dicta la Asociación de Pediatría Española (AEP).  

Este organismo recomienda que si el bebé toma leche materna no se le debe ofrecer otro tipo de leche, pero en caso de querer dejar la lactancia materna, si el bebé tiene menos de dos años, la leche debería ser de continuación. “Es preferible retrasar la introducción de la leche de vaca después de los dos años de edad. La administración temprana se asocia con anemia ferropénica y déficit de hierro sin anemia, que puede originar trastornos en la conducta y el desarrollo psicomotor del niño. Esto se debe a la menor cantidad de hierro que aporta la leche de vaca en comparación con la fórmula adaptada y la mucho menor absorción del hierro de la leche de vaca si la comparamos con la capacidad de absorberse del hierro que aporta la leche materna”, cuentan desde la AEP.

La recomendación de retrasar la introducción de la leche de vaca hasta los dos años de edad del bebé surgieron hace unos años, probablemente pensando en un niño que no sigue una dieta diversificada. Es por ello que, en caso que el niño ya lleve una dieta muy variada nutricionalmente hablando, los expertos indican que se le puede ofrecer leche de vaca sin miedo algo. Eso sí, si su dieta es fundamentalmente láctea hay que tener en cuenta que la leche de vaca es muy deficitaria en hierro.

0404_milk

Evitar la alergia a la leche

La alergia a la leche es la alergia alimentaria más habitual en la infancia, junto a la del huevo. En este sentido, recientes estudios llevados a cabo por un grupo de alergólogos pediátricos de la Sociedad Española de Inmunología Clínica y Alergia Pediátrica (SEICAP), asegura que introducir la leche de vaca de forma progresiva podría evitar la reacción alérgica. Los científicos han podido observar, además, que cuando esta terapia de inducción específica se realiza antes de los tres años, hay mayores posibilidades de evitar la reacción alérgica que al hacerla con niños mayores.

Precisamente, el Servicio de Alergia Dexeus, de Barcelona, una de las pocas clínicas españolas que cuenta con una Unidad de Desensibilización Alimentaria integrada por alergólogos y pediatras, apuesta por el tratamiento de desensibilización o inducción de tolerancia que consiste en la introducción de pequeñas cantidades de leche, que se van aumentando de forma progresiva hasta conseguir que el niño tolere el alimento. Con este tratamiento no sólo facilitan enormemente el día a día de toda la familia sino que además disminuyen de forma significativa el riesgo de reacción grave ante un contacto accidental. “Apostamos por la introducción del alimento en edades tempranas realizando siempre pautas personalizadas para cada niño/a basadas en una estrecha colaboración paciente-familia-alergólogo”, subrayan desde el Servicio de Alergia Dexeus.

¡Compártelo en la Red!
  • Twitter
  • Facebook
  • email
  • Delicious
  • LinkedIn
  • Google Bookmarks

Tags: , , , , , ,

Enviar comentario